necesidad

 

del centro pastoral

 

La Parroquia de Genovés carece de Centro Pastoral destinado a las necesidades que la comunidad cristiana requiere. Más de 300 personas utilizan las instalaciones en la pastoral ordinaria; sin sumar la alta proporción de los cristianos practicantes de Genovés en la liturgia dominical. La única instalación que la Parroquia posee para el desarrollo de la actividad pastoral se limita a un salón en la planta superior del templo. Enumerando las actividades pastorales y dónde se desarrollan:

 

- Despacho parroquial: es la misma sacristía. Con el inconveniente propio de ser un espacio abierto donde no hay privacidad para tratar muchos temas, desde los administrativos hasta los más personales como direcciones espirituales o conversaciones privadas.

- Cáritas: está en la primera planta de la Iglesia. No tiene acceso directo, por lo que las personas acogidas deben de pasar por el salón parroquial. No dispone de despacho de acogida ni espacio para economato o ropero.

- Sala de reuniones: no hay ninguna sala independiente, por lo que las reuniones de una decena de personas, como grupos de Oración o Liturgia, deben desarrollarse o bien en el salón o bien en la sacristía.

- Almacén: la Parroquia no dispone de ningún espacio cerrado para guardar las cosas propias de la Liturgia ni de la Pastoral. Las andas, el palio, las cajas de cirios, sillas y otros enseres están repartidos por rincones en la Iglesia, incluida la Capilla de la Comunión. Los materiales del Grupo Scouts están en la cochera de la casa Abadía.

- Catequesis de Infancia y Confirmación; Scouts y Grupo de San Pascual. El único Salón se divide con paravánes, por lo que ni hay auténtica separación ni se limita el ruido normal producido por los chavales durante las catequesis.

 

Muchos días varios grupos coinciden, y tienen que repartirse: en la casa abadía, en el salón, sacristía o Capilla de la Comunión. Consideramos que es necesario acometer el Centro Pastoral para que la acción pastoral y social de la comunidad cristiana se desarrolle en espacios conformes a su misión y al siglo XXI.

 

 

 

planta baja

 

La planta baja del edificio está destinada a las actividades más cotidianas. La ubicación de las diferentes dependencias facilita sus accesos y uso:

  •  Despacho: se ubica entrando a la derecha para recibir privadamente a los vecinos y contener el archivo de los libros sacramentales y de economía.
  •  Zona de Cáritas: su acceso se sitúa en el vestíbulo principal, con independencia del resto del edificio y consta de un despacho para la acogida, un economato (almacenaje de comida) y ropero (almacenaje de ropa).
  •  Sala de reuniones: al fondo a la derecha, con uso diario en reuniones de los Consejos de Pastoral y Economía, Cáritas, grupos de liturgia, oración, formación de adultos, programación, pastoral de la salud, cursillos pre-matrimoniales, formación pre-bautismal, etc..
  •  Almacén: con acceso desde el exterior y el interior del edificio y situado a la izquierda del mismo, se usa para el depósito de diversos enseres como andas, sillas, cirios y otros utensilios de uso común en la Parroquia.
  •  Almacén de Scouts: también con acceso desde el exterior e interior del edificio está destinado al grupo juvenil para guardar tiendas de campaña, material de papelería y cocina, etc..

 

planta primera

 

Planta dedicada a la acción pastoral genuina de toda comunidad cristiana: la evangelización y la catequesis. Actualmente existen en la Parroquia varios grupos especializados en la Palabra: Catequesis de Infancia, Grupo de San Pascual, Catequesis de Confirmación, Grupo Scouts, Grupos de Matrimonios, Escuela de Padres. La cantidad de gente varía según el grupo pero si contabilizamos a todos, estamos hablando de una cantidad nada desdeñable de unas 300 personas.

La distribución de la planta es, sobretodo, práctica. Nos referimos a la eficacia de la catequesis: menos tiempo y mejores resultados porque la atención personalizada es mucho mayor. De ahí, en primer lugar, una sala grande para las reuniones comunes de cada curso y, en segundo lugar, seis aulas pequeñas para diez personas cada una de ellas. Todas equipadas con recursos y medios técnicos suficientes para desarrollar la catequesis: armarios, carteleras, iluminación adecuada, entrada de red y teléfono y preinstalación del aire acondicionado. Además de mesas y sillas resistentes para los niños y adolescentes.

 

planta segunda

 

La planta segunda será destinada a grandes encuentros: festivales, cenas de comunidad, reuniones de más de 60 personas, ensayos del coro, audiciones…

Su distribución está compuesta por una sala amplia, diáfana y con buena entrada de luz. Y otras dos dependencias a la derecha que son una cocina-office y aseos equipados con vestuarios.

La finalidad de esta planta es fundamentalmente comunitaria. En fechas concretas se realizan grandes encuentros que necesitan de grandes espacios: campaña de Manos Unidas, Cena Pascua Judía, celebraciones de inicio y fin de curso, Navidad y otras tantas de catequesis y Scouts.